¿Podríamos vivir sin plástico?

Si miras a tu alrededor y te fijas en algunos objetos te podrás dar cuenta que en su mayoría están compuestos por plástico. Esto es solo una pequeña muestra de cómo este material ha invadido de manera desproporcionada cada espacio de nuestras vidas.

Se estima que en tan solo la última década se ha producido más plástico que en toda la historia. Su producción masiva se ve reflejada en cifras alarmantes, las cuales arrojan datos de que al año se producen unas 500 mil millones de botellas de plástico. Esto ocurre solamente con las botellas, ahora imagina la producción de los otros miles de productos que se fabrican a base de este producto.

El problema con el plástico es que es un material que no se degrada rápida ni completamente, por lo que termina en ríos, mares, entornos naturales y acumulándose en los vertederos de basura. Es por esto que hay quienes se han empezado a preguntar si se puede vivir sin plástico.

¿Realmente necesitamos el plástico?

Una vida sin plástico es posible, es cuestión de buscar en los mercados sostenibles aquellas alternativas que ofrecen un modelo de consumo distinto y sostenible. Algunas de las opciones más comunes que puedes encontrar son:
• Cepillos dentales de bambú.

• Pitillos reutilizables.

• Toallitas faciales reutilizables.

• Bolsas de tela.
Además de optar por estas alternativas, también están las prácticas sostenibles que puedes incluir en tu día a día. Algunas de ellas son:
• Cargar siempre tu botilito para tomar agua.

• Llevar vaso para servir café o cualquier otra bebida en lugar de recibir envase desechable.

• Reciclar los envases.

• Optar por envases de vidrio.

• Elegir marcas con responsabilidad ambiental.

¿Cómo reducir mi consumo de plástico?

Iniciar con pequeños cambios, como te hemos mencionado antes, es la forma más eficiente de erradicar el plástico de nuestras vidas. A continuación, te contamos detalladamente algunas recomendaciones para iniciar.

De interés: Datos e ideas para dejar de usar plástico

• Crea conciencia

Antes que nada, debes tener claras las razones por las que es necesario reducir tu consumo de plástico. Los daños que genera a los ecosistemas, el grado de contaminación que representa su producción, etc.

• Reduce

Reducir será clave, así que piensa en cada detalle. Lleva tu bolsa reutilizable al mercado, carga tu termo o botella para el agua, no compres aquello que no necesitas, elige comprar a granel, etc.

• Busca marcas responsables para todo

Identifica esas marcas que trabajan bajo lineamientos sostenibles. Por ejemplo, al momento de buscar alguna prenda trata de buscar qué marca fabrica ropa amigable con el medio ambiente. Por otra parte, procura que dónde compres sean marcas locales, así fortaleces e impulsas la economía de tu país.

• Di no a todo lo desechable

Cuando salgas de casa y te dirijas a cualquier parte vas a notar que los implementos de un solo uso a base de plástico abundan. El objetivo es evitarlos todos, pueden ser bolsas plásticas, un envase para llevar algo de comer o un pitillo. Sal de casa preparado, lleva tu envase para el café, carga tu comida y bebida en envases reutilizables.

• No compres empaques

Sigue leyendo: Las 4 R: ¿qué son y en qué consisten?

Los supermercados están llenos de alimentos envueltos en plástico, algo completamente innecesario. Elige mercar en autoservicios y tiendas de tu barrio o localidad, notarás que en estos es mucho más fácil encontrar los alimentos al natural, incluso a precios más justos.

Aplicando estos consejos vas a ir notando que sí es posible vivir sin plástico y que será muy sencillo incorporar estos cambios a tu estilo de vida. Hoy en día existen múltiples alternativas, así que no tienes excusas para encontrar marcas sostenibles e innovadoras.

Madre Tierra es una de estas marcas, trabajamos día a día para producir prendas que muestren el lado sostenible de la moda, así puedes lucir bien en equilibrio con la naturaleza. Conoce nuestro catálogo y enamórate de nuestros productos.


Publicación más antigua Publicación más reciente

es